Que debes de revisar antes de comprar una moto de segunda mano

Hay oportunidades, pero revisa todo antes de comprar una moto de segunda mano

Sabemos que es difícil dejar pasar una buena oportunidad, y más si te has enamorado locamente de una moto de segunda mano. Aún así, debes ser precavido y darle un buen vistazo antes de dar tus ahorros. Creo que tienes que, en casos así, respirar profundamente y tomar la mejor decisión para tu bolsillo y tu tiempo.

Y es que nos pueden estar vendiendo una preciosidad de moto de segunda mano pero que su interior este echo polvo. Y luego, haya que pagar más e invertir tiempo en arreglar la moto. Y cómo ya sabrás, hay que pasar la ITV en caso de que la moto no la tenga o le falte poquito para tener que pasarla. Aun así, tiene que pasarla impecable para que podamos circular legalmente por nuestras carreteras.

Los siguientes consejos para comprar una moto de segunda mano estoy seguro de que te ahorraran algún que otro susto.

moto segunda mano

¿Qué revisar en una moto de segunda mano?

Si tienes una moto entre ceja y ceja lo mejor es que busques además de la que quiere comprar otras que tenga las mismas características y compares precios. Esto creo que te puede ayudar para ver si se están pasando o no con el precio de su venta. Y también puede darte juego para regatear.

Cuando la tengas en frente, dale un repaso. Arriba, abajo, derecha e izquierda. Mira todo lo que aparentemente sea fácil de ver. Arañazos, ruedas, golpes o si esta desgastada. Hay mil formas de que te puedan colar una moto en mal estado. Por ejemplo, recuerda mirar el cuentakilómetros. Si son los que te han dicho que tenía perfecto, es aquí donde tu revisión del estado de la moto de ayudará a saber si han cambiado algo. Quiero decir que, si tiene 30000 kilómetros, estará desgastada en algunas zonas concretas y fáciles de ver.

Una forma de ver que los kilómetros de las motos son los que ponen en el marcador es revisar la ficha técnica y ver las últimas ITV, ahí te saldrán los kilómetros con los que pasó la moto en ese momento.

Cómo revisar una moto de segunda mano de forma más profunda

Revisa el motor de la moto de segunda mano

Ahora vamos a los detalles que debes de comprobar. Lo primero sería revisar el estado del motor. Aunque en este caso, si hay algún fallo muy concreto es posible que no logres verlos a simple vista pero hay otros factores que te pueden decir que ahí pasa algo.

Te aconsejo que para comprobar el estado del motor de la moto de segunda mano debes de dejar que se enfríe. Y esto lo harás para después arrancarla y ver si no tiene problemas para hacerlo. Es decir que, si traen la moto calentita, dale unos minutos para que se enfríe. En este rato le puedes ir dando un vistazo y hacer preguntas al vendedor.

En caso de que le cueste de arrancar puede estar indicando alguna avería de válvulas, carburación o batería.

Si la moto arranca bien el siguiente paso es comprobar que el motor estabiliza el ralentí. Tampoco debe de salir ningún aviso en el cuadro eléctrico. Y mientras pasan unos minutos acércate al radiador para comprobar de que se está calentando.

Que no se te olvide revisar el tubo de escape

Los pedales o los reposapiés estarán algo gastados. En caso de estar impecables ya puedes desconfiar un poquito. Podría ser que los hayan cambiado por alguna caída o rotura. Igual que los puños de goma. Si no están desgastados, mal asunto.

Por otro lado, el estado de la carrocería te dirá mucho sobre la moto de segunda mano. Quizás tiene algunos arañazos, pero debes de comprobar y asegurarte de que todas las partes quedan encajadas y que tiene todos los tornillos colocados. De la misma forma de que no tiene óxido. Todo esto te evitará posibles averías como roturas o ruidos muy molestos.

Otra parte que verás sin demasiados problemas es el tubo de escape. Si ves que tiene manchas negras en las partes cercanas a su recorrido es muy posible que tenga alguna una fuga. Cuando este encendida la moto mira que no tire un humo blanco o haga un ruido extraño.

El cuadro eléctrico y su batería

Otro punto a mirar son las luces de la moto. Aquí permite toquetear todos los botones para encender y apagar las luces y los intermitentes. También revisa las luces de freno. Y de mientras, revisa de nuevo que no se encienda ninguna luz en el panel eléctrico.

Una vez tengas esto, pide que te enseñen la batería. Aquí podrás ver un poquito más su interior. Y más si son motos antiguas donde no llevan la batería protegida. En todo caso, podrás ver que los cables que van a la batería no están pelados o medio rotos.

Más vale unos neumáticos desgastados que caducados

Primero revisa que los discos de freno estén bien. Y esto lo sabrás si en el borde del disco, dónde puedas ver los dientes no haya una especie de escalón. Si lo hay querrá decir que pronto te tocará cambiar las pastillas y los discos. Ya que estás, comprueba las pastillas de freno. Ten en cuenta que según los kilómetros que tenga la moto y de su última revisión puede estar algo desgastado pero si está totalmente, habrá que cambiarlo.

En el caso de los neumáticos mira de que no haya irregularidades o no tienen la profundidad necesaria y están casi lisos. En el caso de que las ruedas no estén correctas y no lo haya comentado el vendedor es el momento de regatear y bajar el precio de la moto. Calcula cuanto pueden costarte esas dos ruedas y listo.

No dejes pasar la oportunidad de probarla

Antes de ponerte en marcha con la moto, deja el caballete puesto y mete una marcha. Ahora toca que te pongas a escuchar algún ruido raro sobre el caballete. Si lo hay, es posible que sea algún rodamiento y toque cambiarlo. Y esto es más pasta que tendrás que dejarte.

Para comprobar el estado del embrague antes comprueba el estado de la maneta del embrague. Quédate con el punto en que la moto se empieza a mover con la primera marcha. Después frena y mete una marcha alta. Al darle un poquito de gas debe de calarse. Si no lo hace y te patina te estará indicando de que esta desgastado o mal puesto.

Si la moto de segunda mano ha superado esta prueba entonces date una vuelta. Aunque sea en un trayecto corto podrás comprobar muchas cosas. Por ejemplo, acelera, frena, comprueba que al meter las marchas entran sin complicaciones, que el caballete no hace ruido, en velocidad baja deja que la moto te guíe. Quiero decir que la dejes que te lleve y si se va hacia alguno de los lados y no va recta, mal asunto.

comprar moto segunda mano casi nueva

Otros consejos interesantes sobre las motos

No esta de más saber algunas curiosidades que quizás no sepas si vas a en moto. 

Puedes ir en moto con alguno de estos cascos