Cómo escoger correctamente nuestra talla en un casco de moto

Llega el maldito momento de saber que talla necesitas.

Y aquí es cuando empiezan a venir un montón de preguntas, ¿tiene que ser muy apretado? ¿debería de sobrar espacio? ¿es eficaz llevar el casco tan apretado? ¿Qué talla le elijo a mi hija de 10 años?

No es fácil escoger la talla, pero si debes de tener en cuenta algunas cosillas que seguro te ayudarán.

Vamos a empezar por una muy importante.

La función principal de tu casco, será la de que, en caso de caerte de tu moto, proteja tu cabeza.

Por lo que, NO te recomiendo para nada, llevar un casco que baile. Que se mueva con facilidad. Que te quepa la mano, justo dónde estén las almohadillas.

¿Qué porque no?

Porque eso, no te protegerá absolutamente nada.

Ya puedes llevar el mejor casco del mundo que si no se ajusta a tu cabolo, en caso de que te des un piño, el casco se moverá con mucha facilidad y te puedo asegurar que no te va a proteger.

Así que, la decisión correcta sería, escoger una talla que, al ponerte el casco, sientas que aprieta tus mofletes / mejillas.

Cuidado con lo de apretar.

Con esto quiero decir que, debe de apretar lo necesario, que sientas que, si haces movimientos de cara, éste acompaña esos movimientos a la vez.

Por lo que se ajusta a tu cabeza. Cuando vayas encima de la moto, sentirás que es más cómodo de llevar y que al no moverse, no te dolerán luego las cervicales.

Es cierto que las almohadillas se van desgastando, con el paso del tiempo y con el uso que le des. Lo que pasa es que van perdiendo resistencia y puede que sientas con los años que ya no hacen tanta presión.

Te recomiendo que en caso de que te pase esto, si el casco aún está OK y no hay que cambiarlo por otro, intentes cambiar las almohadillas por otras. Y solucionado.

No hagas este error tan común.

Otro punto sería coger la talla más pequeña de adulto para un peque.

No es lo mismo una cabeza de un niño/a de 10 años que una talla XS de adulto.

Cada vez hay más cascos para peques, con tallas que se adaptan a sus cabezas. Así que te aconsejo que busques más detenidamente sobre estos cascos y sea esa tu elección.

Y aquí va algo que es apto tanto para peques como para adultos.

¿Cómo puedo saber que talla necesito?

Hoy en día tenemos la “suerte” de encontrar un montón de marcas, con diferentes diseños, formas, calidades, etc.

Pero esto puede ser un problema, ya que no todas utilizan un mismo patrón (una misma talla) para sus cascos.

Me explico, seguro que te ha pasado que, al ir a comprarte unos zapatos, en algunas marcas necesitas una talla más y en otras, una talla menos. Y esto es lo que pasa con los cascos. 

Aquí va el método que no falla, para saber qué talla necesitas.

 

Sólo tienes que medirte la cabeza. Nada más.

Coges una cinta métrica, y te pones a medir.

Vas desde la frente hasta atrás. Tienes que intentar ir lo más recto posible, hasta dónde termine tu cabeza.

Con esto, te estás asegurando que escojas la marca que sea, la talla será la que necesitas.

Importante que sepas, que cada marca tiene una tabla de tallas, simplemente tienes que mirar dónde esta la tuya y seleccionar esa.

Si tus medidas justo están entre dos tallas, te recomiendo que, escojas siempre la más pequeña.